Gabapentina para tratar la ansiedad en gatos

por Alberto

La ansiedad en gatos es un problema real y, por desgracia para nuestros mininos, cada vez más habitual por el estilo de vida moderno. Diversas situaciones pueden llevar a tu mascota a sufrir durante horas, días o incluso semanas un estado de salud mental que se considera como grave para su bienestar y calidad de vida. Sin embargo, hay formas simples y sencillas de evitar que pasen estos malos ratos, siendo la gabapentina una de las más efectivas (y desconocidas por el gran público). ¡Te lo contamos todo!

Gabapentina para la ansiedad en gatos: consejos y alternativas

La gabapentina es un medicamento que se creó originalmente para el tratamiento de la epilepsia en humanos. Sin embargo, como sucede con tantos otros, se descubrió que en felinos de todo tipo tenía un efecto ansiolítico muy potente sin apenas efectos secundarios. En otras palabras: es perfecto para tratar y reducir o eliminar la ansiedad en gatos domésticos sin que el uso del medicamento comporte un riesgo evidente para la salud del minino.

Situaciones en las que administrar gabapentina a un gato

Gato ansiedadPor ello, no me cabe la más mínima duda de que, a día de hoy, la gabapentina es el tratamiento más efectivo contra cualquier situación que le pueda generar ansiedad a tu gato. ¿Quieres algunos ejemplos comunes?

Causas de estrés y ansiedad habituales en gatos:

  • Mudanzas y viajes.
  • Nacimiento de un bebé.
  • Integración de un nuevo perro, gato u otra mascota en el hogar.
  • Ruidos externos como obras.
  • Cambios de rutina.
  • Tiempo prolongado en soledad.

Por supuesto, al igual que nos pasa a nosotros, hay cientos de situaciones diferentes en las que la ansiedad se puede disparar y depende mucho de cada animal. En todos los casos, la gabapentina es un excelente recurso para mitigar sus efectos, pero siempre teniendo claro que se trata de un medicamento y que la situación se debe prestar expresamente a su uso. En otras palabras: conviene reservar esta carta para los casos más graves, puesto que en la gran mayoría de situaciones que causan ansiedad a un gato, la solución perfectamente puede ser la de utilizar un recurso no farmacológico como las feromonas artificiales. No te preocupes, porque también trataremos estas opciones sin receta en este mismo artículo.

Cómo dar gabapentina a un gato sin riesgo para su salud

Primero es necesario aclarar es que la gabapentina solo se puede administrar bajo receta de tu veterinario. Para comprarla, acude a una farmacia normal y corriente y lleva contigo la receta que te han dado en la clínica. El proceso para obtener el medicamento es un poco más engorroso que si la venta es para humanos, pero no te llevará más de 5 minutos en la farmacia.

Por otra parte, tu veterinario ya te habrá recomendado la dosis de gabapentina. Si no es así o simplemente se te ha olvidado, el consenso general es de 20 mg por kilo de peso del gato. Por tanto, para un minino de 5 kg, debes suministrarle 100 mg por dosis, que viene a ser 1/3 de una pastilla estándar. Y aquí, en cuanto al formato del medicamento, hay 2 posibilidades:

  • Cápsulas: el medicamento viene en polvo contenido en una cápsula. Ábrela y dispón el polvo en una encimera o mesa oscura para que haga contraste y divide el contenido en partes proporcionales. Puedes darle la gabapentina mezclada con un poco de agua o incluso mezclada con comida húmeda.
  • Pastilla: en este caso utiliza el cuchillo de filo liso que mejor corte de toda tu casa. Calcula las porciones necesarias y divide la pastilla en esos trozos. Por ejemplo, si a tu gato le corresponden 100 mg de gabapentina y la pastilla es de 300, necesitarás partirla en 3. Para darle la pastilla puedes utilizar una jeringuilla especial.

Recuerda que es mejor pecar de quedarte corto que de pasarte con la dosis. Si te excedes por poco tampoco va a pasar nada, no te preocupes, pero en temas de medicamentos conviene siempre ser conservador.

Alternativas sin receta a la gabapentina para tranquilizar gatos con éxito

Si no quieres darle un medicamento a tu mascota (100 % comprensible) sobre todo por evitar los riesgos y efectos secundarios, entonces la mejor opción son los tranquilizantes naturales sin receta para gatos.

Feromonas artificiales

Feliway Optimum para tu gatoLas feromonas son, sin duda alguna, el método más efectivo (sin receta) para lograr que un gato se tranquilice. El uso de este producto está ampliamente documentado en cientos de estudios científicos y nosotros ya las hemos recomendado para todo tipo de situaciones como las peleas entre gatos o los arañazos en muebles. No existe nada ni parecido en cuanto a tasa de éxito.

Feromonas artificiales en casa

Para que las feromonas tengan éxito hay que seguir unas pautas básicas. No sirve con enchufarlas y olvidarte. Debes posicionar el difusor en la zona donde más tiempo pase tu gato y, si tu casa es muy grande, en ese caso te aconsejo que por un tiempo tengas a tu mascota en una habitación y enchufes ahí el Feliway.

Con esa táctica conseguirás potenciar el efecto y lograr que se relaje mucho antes. Poco a poco, conforme vaya estando más tranquilo, puedes empezar a abrir la puerta y mover el difusor a otro lugar, o conectar varios.

Última actualización el 2024-04-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Feromonas artificiales en el transportín

La mejor forma de viajar en coche con tu gatoOtro de los casos más habituales en los que vas a necesitar tratar la ansiedad de tu gato es cuando lo metes en el transportín. Imagínate que te lo hacen a ti: pasas de tener toda la libertad a estar encerrado en un cubículo enano en el que apenas puedes moverte. Pues claro, se disparan todos los indicadores de ansiedad y lo pasas fatal. ¡Pero es algo que se puede evitar!

Para emplear las feromonas en el transportín necesitas el difusor en versión spray, no sirve el enchufe. No te preocupes por el tamaño del bote porque dura incluso años, ya que con solo apretarlo 4 o 5 veces tienes de sobra para cada ocasión. Eso sí, yo te aconsejo que además del transportín, si el viaje va a ser en coche, también le des 10 o 15 pulverizaciones a los asientos traseros o donde vayas a poner a tu minino. Lo agradecerá muchísimo porque pasará de ser territorio desconocido a un lugar donde, misterios de la vida (¡o trucos de Cuidados Para Mascotas!) estará sin ningún tipo de ansiedad.

Última actualización el 2024-05-09 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Tranquilizantes naturales

Los sprays calmantes o tranquilizantes naturales son la otra alternativa a la gabapentina para tratar la ansiedad en gatos. Se trata del tratamiento más suave y menos eficaz; pero cuidado, eso no quiere decir que no funcionen, ya que bajo determinadas circunstancias lo hacen con éxito, sobre todo en los casos más leves (ruidos repetitivos, cambios de casa frecuentes…).

La ventaja frente a las feromonas artificiales es que este producto es 100 % natural. No tiene aditivos químicos ni creados en laboratorio. En sus ingredientes suelen constar los sospechosos habituales: catnip o hierba gatera, vitamina C, manzanilla, salvia y otras plantas relajantes.

Se trata también de una buena opción para ese bajo porcentaje de mininos a los que, por misterios que aún no conocemos, las feromonas no hacen efecto. Ahí debes tirar o bien de la gabapentina (con receta) o de un tranquilizante natural (sin receta). Personalmente yo optaría primero siempre por las feromonas o incluso el tranquilizante natural y, si no es suficiente, ya te puedes plantear la alternativa médica con tu veterinario.

Última actualización el 2024-05-13 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario