Vacunas para perros: ¿cuáles son necesarias, obligatorias y recomendables? Precios

por Alberto

La confusión respecto a las vacunas para perros es algo que nos encontramos mucho, sobre todo en personas que acaban de adoptar un cachorrito o es la primera vez que tienen mascota.

Sin embargo, ¡es más fácil de lo que parece! Realmente solo hay algunas vacunas que son obligatorias y tienes que ponerle sí o sí a tu mejor amigo, las otras son opcionales.

Vacunas para perros: ¿cuáles son necesarias, obligatorias y recomendables?

Hay vacunas que debes poner cada año, otras que debes poner tan solo si vives en la zona mediterránea de España; y otras que tú debes elegir si poner o no. Pero no te preocupes, que nosotros te ayudamos a aclararte y decidir.

Te sonarán nombres como trivalente, pentavalente o polivalente. Esto son vacunas que se administran de 3 en 3, de 5 en 5 o en otras asociaciones conjuntas.

La vacunas que solemos poner a nuestros perros son para evitar la hepatitis, el moquillo, la leptospirosis, la parvovirosis y la conocida como tos de las perreras.

Estas son obligatorias, además de la rabia (que es de las que más dudas genera). Si vives en zona mediterránea la vacuna contra la leishmaniasis es muy recomendada, te contamos más abajo.

Además disponemos hasta de vacuna contra el coronavirus canino, opcional por ahora.

Es evidente que tener un perro conllevará algunos gastos. El chip, un seguro obligatorio (si es PPP), la comida, las revisiones periódicas de salud… y encima de todo están las vacunas. Muchas personas creen que es en las vacunas opcionales donde pueden ahorrar dinero. Sin embargo, puede no ser lo mejor para la salud de tu mejor amigo. ¡Vamos a verlo con todo detalle!

Tarifa plana de vacunas todos los años
Al final del artículo os hablamos de los precios de las diferentes vacunas, y de como lo hacemos en casa para ahorrarnos ese gasto cada año.

¿Cómo funciona una vacuna para perro?

Tanto en los perros como en las personas u otros animales las vacunas sirven para crear unos «anticuerpos» que funcionan como defensas, seguro que os acordáis de esos pequeños robots blancos de la vida es así que combatían a los malos.

Esas defensas tienen la labor de defender a nuestros perretes cuando una enfermedad intente atacarlos. Lo curioso es que es necesario crear defensas diferentes ante cada patógeno o enfermedad.

Por ese motivo hay diferentes vacunas contra diferentes enfermedades, ¿sencillo verdad?

La importancia de una correcta vacunación para cualquier perro

Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta cuando tienes un perro (y no digamos si es un cachorro) es su vacunación.

Sé que a veces te dará pereza en pensar en la cantidad de visitas y viajes al veterinario que hay que hacer, más si no tienes uno cerca o el que te gusta está a unos kilómetros. Pero debes saber que los primeros meses de cualquier mascota son sinónimo de más gastos, tanto económicos como en tiempo. Es algo que tienes que tener asumido cuando un perro entra en tu vida.

Por tanto, si quieres que tu mejor amigo goce de una buena salud, es imprescindible respetar el calendario de vacunación e inmunizar a tu mascota respetando los plazos. Para lograrlo hay 3 tipos de vacunas para perros en España:

  • Obligatorias: se deben administrar al animal sin excepción posible.
  • Esenciales: no son obligatorias, pero se consideran esenciales por su importancia al preservar la salud de tu perro. De hecho, para la WSAVA (World Small Animal Veterinary Association), las vacunas esenciales deberían ser administradas a todos los perros
  • Opcionales: son aquellas que no se consideran de alta importancia y que puedes decidir si administrar o no a tu mejor amigo.

Las vacunas esenciales u opcionales podrían ser obligatorias en algunos países si viajas con tu perro. Tenlo en cuenta si te desplazas y revisa bien que tu mascota cumpla con los requisitos de vacunación de país de destino.

Vacunas para perros que son obligatorias

Vacunación perroLas vacunas iniciales son aquellas que deben ser suministradas a tu perro poco después de nacer para proteger su vida. Son de una importancia altísima ya que reducen de forma dramática las posibilidades de que tu pequeño enferme.

Junto con una alimentación adecuada, la vacunación es el factor clave para una salud de hierro en los años que vienen.

Por lo general, la vacunación comienza a las 6 semanas desde el nacimiento, y se van administrando periódicamente durante los siguientes meses. Para que no se te pase ni una, estas son las obligatorias y sus tiempos.

Plazos de vacunación desde la fecha de nacimiento:

  • 6 semanas: vacuna frente a la hepatitis, el parvovirus y el moquillo.
  • 9 semanas: vacuna polivalente (protege frente a las tres anteriores + leptospirosis y parainfluenza canina aunque hay algunas que incluyen más inmunización y pueden prevenir la hepatitis, el coronavirus y la tos de las perreras).
  • 12 semanas: nueva dosis de la vacuna de las 9 semanas.
  • 16 semanas: vacuna contra la rabia (tiene efecto completo a los 14 días). Esta vacuna se repite cada año o dos años en función de la Comunidad Autónoma, aunque es recomendable ponerla cada año en aquellas comunidades que lo permiten cada dos. En el País Vasco, Galicia y Cataluña, por razones que todavía no alcanzamos a comprender, la vacunación de la rabia es opcional. Surrealista, ¡ojalá cambie pronto!

De todas estas vacunas, solo la antirrábica es obligatoria por ley. Sin embargo, es ESENCIAL y recomendable administrar todas y, de hecho, la recomendación de los expertos es hacer un nuevo ciclo idéntico en el primer cumpleaños, para pasar más adelante a vacunar por bienios o trienios.

Calendarios de vacunación en casos excepcionales

El precio de cada vacuna también es algo que merece la pena tratar. He observado, a lo largo de todos estos años, diferencias enormes para la misma vacuna en distintas clínicas veterinarias.

Y te digo que en la salud para perros no se puede escatimar, yo siempre aconsejo tener un seguro (el que yo tengo ya cubre el precio de las vacunas), pues no tiene ningún sentido pagar un sobreprecio por una vacuna o volverte loco comparando precios.

Existe la posibilidad de que tu perro, si tiene alguna condición de salud especial (como enfermedades de nacimiento) pueda tener un calendario de vacunación adaptado a sus circunstancias particulares, y no siga los plazos generales.

Vacunas esenciales para cualquier perro

Vacunando perro

Como te contaba tan solo la rabia es obligatoria, pero eso no significa que sea la única que le debas poner a tu perro.

Hay otras que no son obligatorias por ley pero sí debes poner de forma obligatoria. Son llamadas «esenciales». Vamos a verlas.

Moquillo canino

El moquillo es una enfermedad vírica muy contagiosa, causada por un virus similar al que causa el sarampión en las personas.

Se conoce como distemper en inglés y es necesario vacunar a todos los perros contra ella, ya que es la primera causa de muerte de perros por enfermedad infecciosa.

El virus del moquillo canino se libera a través de todas las secreciones corporales. Se contagia generalmente por inhalación. Los más propensos a contraerla son los cachorros de entre 6 y 12 semanas de vida, ya que en este período los anticuerpos de la madre disminuyen y ya no les protegen suficientemente.

Hepatitis infecciosa canina

Hepatitis Infecciosa Canina es una enfermedad que afecta a los perros jóvenes, no vacunados, hasta que cumplen un año de edad es peligrosa y además es de difícil diagnostico (dados los escasos signos clínicos).

Esta causada por el Adenovirus canino tipo CAV- que es también uno de los causantes de la laringotraqueitis contagiosa.

El virus penetra por la boca o nariz y luego de replicarse en los ganglios linfáticos regionales produce una viremia, es decir que a través de la sangre llega a órganos como hígado, riñón y ojo donde se produce la segunda replicación produciendo las lesiones que darán luego los diferentes signos clínicos.

Leptospirosis canina

La vía de transmisión de la leptospirosis canina es la urinaria, pero también puede contagiarse por vía placentaria, mordeduras, contacto con ratas o ingesta de carne contaminada.

El microorganismo infecta en primer lugar las mucosas o heridas cutáneas para después pasar a la sangre (leptospiremia, de 4 a 12 días). A continuación invade el epitelio renal y el parénquima hepático. También puede causar daños a nivel del sistema nervioso central, placenta y úvula.

Parvovirosis canina

Es otra enfermedad vírica. El virus produce principalmente vómitos y diarreas (normalmente hemorrágicos).

Conlleva una falta de apetito, depresión, fiebre, vómitos, diarrea líquida maloliente y hemorrágica y deshidratación progresiva.

Los animales enfermos deben aislarse. El tratamiento se reduce, al igual que el caso del moquillo, a tratar los síntomas y esperar a que el sistema inmune del animal combata la enfermedad.

Tos de las perreras

Residencia de perrosLa tos de las perreras es una traqueobronquitis (inflamación de la traquea y de los bronquios) de origen infeccioso. También la conocemos como traqueítis infecciosa.

Dentro de los microorganismos causantes de la enfermedad encontramos a Bordetella bronchiseptica aunque otros agentes pueden intervenir igualmente en el proceso (parainfluenza, adenovirus, micobacterias, etc).

Los factores ambientales son también predisponentes. Aunque esta enfermedad se puede presentar en animales aislados, es más frecuente en colectividades (residencias caninas, criaderos, etc.) y se transmite a través de las partículas que expulsa un perro enfermo al toser y estornudar.

Es una enfermedad altamente contagiosa que puede afectar a perros de diferentes edades dando origen a episodios de tos seca, áspera y persistente. La tos se estimula por el ejercicio y por palpación de la región traqueal o laríngea. Puede cursar también con secreción nasal y fiebre ligera y, en ocasiones, se puede complicar y derivar en una neumonía.

Normalmente el pronóstico es bueno si no hay complicaciones, aunque la recuperación se puede alargar hasta que desaparezca por completo la tos.

Vacunas para perros que son opcionales

Ahora vamos con las vacunas que son opcionales, que no estás obligado a poner y que no te recomendamos poner siempre y en todos los casos. Pero ojo, revisa lo que te contamos: sí que te recomendamos alguna de ellas en casos concretos, vamos a verlos.

El coronavirus canino

Perro con mascarilla

Estarás pensando «ya está aquí el COVID otra vez», no, no es tan sencillo. La COVID-19 es la enfermedad causada es un virus llamado SARS-CoV-2 que es del tipo coronavirus, pero hay muchos virus de este mismo tipo.

En el caso de los perros se trata un virus que ataca al sistema respiratorio y digestivo de los canes y que, además, es muy transmisible. Se parece a parvovirus y a la tos de las perreras: heces con sangre, diarrea, problemas respiratorios. No tiene tratamiento, solo se tratarán los síntomas.

La enfermedad de Lyme

La transmiten las garrapatas y es difícil de detectar porque tarda semanas en manifestarse. Es de las graves, puede dejar secuelas o causar la muerte del animal.

Los síntomas habituales son dolor muscular y en las articulaciones, fiebre, problemas renales y (la más fácil de detectar) inflamación e irritación en la zona de la picadura.

Es una bacteria, por lo tanto se tratará con antibióticos.

La leishmaniosis canina

Esta solo la recomendamos si vives en la zona mediterránea, pues es donde es frecuente porque la contagian los mosquitos.

Este parásito causa lesiones en la piel y los ojos: caída del pelaje, calvas, uñas que se caen, inflamación en los párpados, etc. Eso lo hace relativamente fácil de diagnosticar.

Es fácil de prevenir con la vacuna, y mucho más difícil de tratar una vez llega.

Diferencia entre vacuna trivalente, pentavalente o polivalente

Menudo lio ¿no? Mucha información. Ya sabes las vacunas existentes para cada enfermedad, pero como te contábamos antes muchas se ponen en grupos; es decir, se ponen varias de una vez.

A la vacuna que lleva varias vacunas en ella la llamamos polivalente. Este pinchazo inmuniza contra diferentes enfermedades de una sola vez. Estos son los tipos de vacunas polivalentes que solemos encontrar:

  • Trivalente: moquillo + leptospirosis + hepatitis infecciosa.
  • Tetravalente: moquillo + leptospirosis + hepatitis infecciosa + parvovirosis.
  • Pentavalente: moquillo + leptospirosis + hepatitis infecciosa + parvovirus + tos de las perreras.
  • Hexavalente: moquillo + leptospirosis + hepatitis infecciosa + parvovirus + tos de las perreras + rabia.
  • Heptavalente: cubren, además de lo anterior, 2 o hasta 4 cepas de leptospira.
  • Octovalente: todo lo anterior + coronavirus canino.

Vacunas peligrosas, prescindibles o desaconsejadas en perros

Ninguna vacuna es peligrosa: Boom.

Quizás no es lo que esperabas pero es la realidad. Los detractores de las vacunas no tienen argumentos válidos contra ellas, solo bulos y argumentos que contradicen a la ciencia.

Hay muchas personas que no ponen la vacuna de la rabia por miedo a cambios de comportamiento. Esto no ocurre y no debe asustarnos. En un gato que vive en casa y no sale podría entenderse no vacunar contra la rabia… pero en perros es un riesgo enorme (esta enfermedad te la pueden contagiar incluso a ti, pues se pasa a las personas).

Efectos secundarios de las vacunas

Una cosa que a veces no te cuentan es que la vacunación en cachorros puede presentar bastantes más efectos secundarios que en perros adultos.

Esto, que es lógico por el sistema inmune en desarrollo que tiene el animalito, es importante tenerlo muy en cuenta para prevenir situaciones de agobio frente a posibles complicaciones.

Los efectos secundarios más habituales son los mareos, la somnolencia, la fiebre, la inflamación del lugar del pinchazo y las diarreas o vómitos. Todos ellos pueden estar presentes de forma normal durante 12 o 24 horas, pero si el plazo va más allá, es aconsejable que contactes lo antes posible con tu veterinario. Y cuanto menor sea la edad, mayor importancia y urgencia debes darle.

¿Puede un gato pegarle una enfermedad a un perro?

Normalmente los gatos no transmiten enfermedades a los perros. Los gatos salen menos de casa y, admitámoslo, son más limpios; suelen enfermar menos. Sería muy extraño que contagiara de algo a tu perro, la mayoría de enfermedades no saltan entre especies.

De todas formas escribí un artículo similar sobre las vacunas para gatos, si eres de gatos o tienes ambos animales pulsa aquí para leer sobre ello (era demasiada información meterlo todo aquí).

Es más posible que tu perro le pegue algo a tu gato que que ocurra lo contrario.

Por ejemplo, la temida leishmaniosis es una enfermedad diferente en perros y gatos, por lo que solo se la pueden transmitir entre la misma especie, nunca de una a otra.

La rabia es la única enfermedad grave que un gato podría contagiar a un perro. Pero como os hemos contado más arriba es esencial y además obligatorio vacunar contra la rabia. Ese sencillo gesto te puede evitar muchos malos ratos a ti a tus mascotas.

Lo que también pueden pasarse entre gatos y perros es algún parásito: pulgas, gusanos, garrapatas…

Te recomiendo echar un ojo a nuestras recomendaciones sobre antiparasitarios para perros en este artículo sobre el tema y después revisar también un post similar que tenemos pero sobre antiparasitarios para gatos. Con unas pipetas y/o un collar antiparasitario lo podrás evitar fácilmente.

¿Cuáles aconsejamos nosotros que le pongas a tu perro?

Por norma general, y si tu lo bolsillo lo permite, lo ideal es que le pongas a tu perro todas las vacunas disponibles. Eso implica una reducción evidente del riesgo en muchas enfermedades y, con ello, también ahorrarás gastos veterinarios en el futuro.

Se han visto algunos casos en los que una vacunación excesiva se ha relacionado con una disminución del rendimiento del sistema inmune. Aunque esto es cierto, conviene destacar que en todos los casos la inmunidad adquirida por las vacunas merece la pena frente al leve descenso de protección natural general.

Donde tienes un mayor margen para elegir es en las vacunas polivalentes, ahí hay de varios tipos como te explicaba más arriba; y no hay excesiva diferencia en España entre poner una u otra.

Si tienes dudas sobre cuál es la mejor para tu perro en base a tu ubicación geográfica, ¡no dudes en consultar a tu veterinario! Generalmente una pentavalente será suficiente.

Vacunas para perro anuales

Hay dos vacunas que debes poner cada año, son la de la rabia y una polivalente (recomiendo la pentavalente). La de la rabia debes hacerlo por ley, la polivalente se considera esencial; así que debes hacerlo por salud.

Algunos veterinarios recomiendan vacunación polivalente cada 2 o 3 años, porque es el plazo que dura la inmunidad aproximadamente. Pero recuerda que cada animal es diferente y que, al igual que en las personas, algunos sujetos pueden perder la inmunidad más rápido y quedar expuestos.

¿Podemos vacunar contra los parásitos?

Antiparasitarios para perrosNo podemos vacunar contra los parásitos, pero sí podemos evitar que los cojan con los antiparasitarios para perros que te comentaba y recomendaba más arriba (en la parte de enfermedades que pasan de gatos a perros).

El problema no son los parásitos en sí, sino las enfermedades que estos portan. Los parásitos transmiten enfermedades como la leishmaniasis (mosquitos) o la enfermedad de Lyme (garrapatas), y otras como la micoplasmosis o las tenias (pulgas).

Collares, pipetas o pastillas serán la solución para ahorrarse estos problemas.

Precios de las vacunas para perros ¿cuánto cuestan?

Como te comentaba antes sobre cómo ahorrar dinero en las vacunas para perros, los costes pueden variar mucho según cada clínica. Hemos llegado a cuantificar diferencias de hasta un 250 % entre distintos veterinarios en función de la ciudad y el barrio.

El coste de la vacunación para un perro habitualmente variará entre los 20 y los 60 euros, en función de los factores anteriormente mencionados.

Los costes aproximados de las distintas vacunas son los siguientes:

  • Polivalente: entre 30 y 60 euros (las que cubren contra más enfermedades evidentemente suelen ser más caras).
  • Trivalente: entre 25 y 40 euros.
  • Rabia: entre 15 y 35 euros.
  • Leishmania: 50-80 euros.

¿Las has visto más baratas o más caras? Si quieres, puedes dejar tu opinión al respecto en los comentarios y así otros usuarios pueden saber el sitio donde pueden vacunar a su perro por menos dinero… ¡o el que deben evitar para que no les hagan un agujero en el bolsillo!

Cómo ahorrarte el dinero de las vacunas de tu perro

Uno de los mayores miedos que tenemos todos los dueños de perros es el coste de los gastos veterinarios, incluidas las vacunas.

¡Encima parece que suben todos los años!

Sin embargo, existen formas de ahorrar dinero en las vacunas. Por ejemplo, si estás dispuesto a hacer un poco de investigación por tu zona, llamar a diferentes clínicas, etc.

Compara precios

Si preguntas el precio entre distintos centros, verás que en los barrios de mayor poder adquisitivo puede llegar a haber diferencias del doble o incluso el triple de precio para poner la misma vacuna.

Que no te asuste el qué dirán, llama a 5-6 veterinarios que te encajen por ubicación y compara. O si tienes un veterinario de confianza ve directamente, la tranquilidad no tiene precio.

Todas las vacunas que se administran en España están certificadas por ley, con lo que te da igual que se la ponga uno u otro veterinario, todas serán igual de efectivas.

Vacuna sin pagar nada

Seguros para perro

Y no solo eso, puedes ahorrarte el coste total de todas las vacunas todos los años. Sí, como lo oyes.

Tanto mi compañero como yo tenemos contratado un seguro para todos nuestros perros y gatos que nos cubre el costo total de las vacunas anuales de todos ellos. No pagamos ni un euro al año por las vacunas.

Además de eso tenemos la tranquilidad de tener cubierta la responsabilidad civil (en los perros) y cualquier cosa que nos pueda pasar con cualquier animal: un accidente, una enfermedad o incluso la medicación que nos recete el veterinario.

No te imaginas lo que te puede llegar a costar que tu gato se caiga por una ventana (radiografías, tratamiento, medicación…) o que tu perro se haga una herida o se pelee (curas, vacunas, medicinas…).

Vacunar a tu perro es tranquilidad, invierte en ello

Un perro vacunado es garantía de evitaros malos ratos a los dos, a ti como dueño y a él como enfermo. Invierte tu tiempo y tu dinero en vacunas, el beneficio de ello volverá en tiempo, en dinero y en tranquilidad.

Personalmente pienso que el seguro es un extra de tranquilidad en nuestra vida que no tiene precio, que no supone un gran desembolso y que se termina pagando solo con las vacunas o cualquier visita que tengas que hacer al veterinario.

No digamos ya si, ojalá no ocurra nunca, surge un problema de verdad o una enfermedad grave.

No quiero verme en la situación de tener que sacrificar, amputar o no poder tratar a un miembro de mi familia por no poder permitirme el coste que supone una operación o un tratamiento veterinario.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario